OVB

OVB: estafas al pedir préstamos en internet (Parte 2)

OVB
OVB: estafas al pedir préstamos en internet (Parte 2)
Califica esta publicación

Ya en nuestro anterior post “OVB: estafas al pedir préstamos en internet (Parte 1)” os contábamos algunas formas de estafa que se producen al solicitar préstamos a través de internet, como las que tienen lugar a través de prestamistas extranjeros que se publican en internet con anuncios trampa y que requieren una previa transferencia de dinero antes de conceder el supuesto préstamo, o los teléfonos de alto coste, que tienen al interesado en recibir el préstamo entretenido al teléfono con múltiples preguntas que no llevarán a ningún lado

Pues bien, desde OVB nos preocupamos por la seguridad financiera de nuestros clientes, por eso terminamos de contaros el resto de estafas a las que podéis enfrentaros en la red para que no caigáis en ninguna de ellas:

1. Dinero adelantado para gastos de Estudio del préstamo

Al igual que en las llamadas de teléfono de alto coste, existen muchas financieras que para “ser creíbles” se anuncian en televisión y en su página web como empresas debidamente legalizadas que ofrecen préstamos rápidos pero que siempre piden una cantidad de entre 250 y 300 euros para gastos de estudio.

Para no levantar sospechas, estas empresas siguen el proceso de cualquier solicitud de préstamo otorgada por los bancos y financieras, es decir, piden todo tipo de datos personales, económicos y cualquier documentación pertinente que requiera el proceso con el fin de quedarse con la cantidad entregada para los gastos de estudio del préstamo. Es más, si nos vamos a la red, podremos encontrar infinidad de denuncias de personas que han sido engañadas por este tipo de “financieras” donde todos exponen la misma forma de operar.

2. Contactos por whatsApp tomado de los anuncios

Cuando la persona interesada en buscar dinero se pone en contacto con la empresa estafadora en cuestión, facilitándole sus datos de correo y teléfono móvil, los estafadores los rastrean con robots y toman todos los emails a los que esa persona envía correos. Una vez obtenida la información, les envían spam con ofertas de crédito a la espera de que alguno “pique” y les haga una petición.

Otro método que utilizan estas también los timadores es visitar la web donde los particulares cuelgan sus anuncios pidiendo un crédito. Le cogen el teléfono y, mediante whatsApp, contactan con ellos con la intención de captarles, al igual que en el caso de los correos electrónicos.

3. Préstamos hipotecarios de particulares

El caso de los préstamos hipotecarios a particulares seguramente sea uno de los más conocidos dado la cantidad de veces que han salidos las estafas en prensa y televisión.

En estas operaciones, las estafas se producen, nada más y nada menos, que al pedir dinero hipotecando la vivienda pues el prestamista concede una cantidad muy inferior al piso e incluye cláusulas abusivas donde entrega menos dinero del que figura en la escritura. Además, les hacen firmar a los interesados en recibir el préstamo hipotecario una letra pequeña con convencimiento a corto plazo. Todas estas acciones están encaminadas a quedarse con la vivienda a bajo precio. Es decir, la finalidad del prestamista no es sacarle rentabilidad al dinero prestado, sino hacerse con la propiedad de la finca.

Por lo que, llegados a este punto, desde OVB le aconsejamos que, para no ser engañado, en primer lugar traten de obtener el dinero en bancos y cajas de ahorro de su propia ciudad y si, como última opción acude a internet, solicite el dinero en financieras online debidamente legalizadas y con páginas web en las que aparezca su NIF y datos deL Registro Mercantil. ¡¡¡Y por supuesto!!!, no enviar dinero por adelantado a nadie

About Author

Editor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: