OVB

OVB: estafas al pedir préstamos en internet (Parte 1)

OVB
OVB: estafas al pedir préstamos en internet (Parte 1)
Califica esta publicación

La ola de crisis sufrida en los últimos años trajo consigo una fuerte restricción del crédito a las familias y a las pequeñas y medianas empresas por parte de las entidades financieras, lo que ha provocado que muchas de las personas acudan a la red como solución a la búsqueda de dinero fácil y préstamos rápidos que los bancos no autorizan.

La situación tan desesperante en la que se encuentran estas personas les lleva a caer en manos de gente sin escrúpulos, los cuales aprovechan para engañarlos con promesas de concederles un préstamo sin justificarles solvencia y sin documentación. La forma en la que estos supuestos prestamistas estafadores consiguen la cantidad que desean es a través de diferentes excusas como gastos de abogado, tasas, impuestos del país del prestamista…

Por eso como consultores financieros que trabajan para OVB queremos mostraros algunas de las formas de estafa que se producen:

1. Prestamistas extranjeros

En la red suelen abundar los anuncios trampa donde se ofrecen préstamos por internet. Estos anuncios, generalmente, suelen encontrarse en páginas web las cuales no disponen de ningún control sobre el spam y las traducciones a español suele ser muy mala. Cuando alguna de las personas interesadas en conseguir dinero encuentra el anuncio y envía un correo electrónico a la dirección que aparece especificada, el estafador siempre le contestará diciendo que le concede el préstamo para, posteriormente requerirle una determinada cantidad por anticipado que justifican con distintos argumentos que siempre son falsos.

La procedencia de la mayor parte de estos falsos prestamistas en de países como Benin o Nigeria, y expanden sus redes por todos los países, siendo especialmente afectados los países de Sudamérica, aunque también España.

2. Llamadas a los teléfonos 807 y 906 de alta tarificación

En este caso, el germen de la estafa se produce vía telefónica, cuando al ser financieras online, al anunciarse exigen que los interesados en recibir el préstamos deben presentar la solicitud haciendo una llamada a los teléfonos de alto coste, donde tienen entretenidos a los usuarios con una infinita serie de preguntas a sabiendas de que nunca le van a conceder el crédito.

Algunas de estas financieras incluso aparentan tener una cierta legalidad, pues se anuncian en la prensa y en el teletexto de televisión.

Si quieres seguir, no solo conociendo, sino evitando más estafas a la hora de pedir un préstamo por internet, te aconsejamos que continúes leyendo nuestro post “OVB: estafas al pedir préstamos en internet (Parte 2)

         

About Author

Editor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: