OVB

OVB: el poker y las finanzas personales

OVB
OVB: el poker y las finanzas personales
Califica esta publicación

La principal diferencia que existe entre un jugador ocasional de poker y alguien que convierte esta disciplina en su fuente principal de ingresos es la capacidad de manejar con destreza la materia prima del poker: el dinero.

Aunque son las cartas las que determinan a un jugador su victoria a título individual, son las habilidades financieras que este posea las que le abren la posibilidad de mantenerse activo por un largo periodo de tiempo y conseguir ingresos estables.

En OVB sabemos que los principios básicos del poker son compatibles con la administración del dinero en la vida cotidiana. Por ejemplo, uno de los principales dolores de cabeza en lo referente a la economía es ocasionado por un error muy sencillo y muy común: asumir compromisos que superan sus ingresos. En las partidas de poker, y en cualquier otro tipo de inversión, es necesario hacer una revisión detallada de los recursos de los se dispone y los gastos inevitables del futuro cercano. Esto lo puede conocer a través de un sencillo flujo de caja de finanzas personales. Ese es un instrumento clave para saber cuánto arriesgas y cuándo retirarse.

Prepárese para ganar o perder. Asumir la victoria es fácil, pero requiere equilibrio y disciplina pues si gana una vez, aunque sea en una partida o en un negocio, puede nublar su juicio y hacer que asuma riesgos innecesarios en el futuro.

La disposición a la derrota es también una pieza clave. Tanto en el juego como en los negocios, es importante tener en cuenta qué decisiones tomar cuando las cosas no salen como se planearon.

Ganar más partidas no es sinónimo de ganar más dinero. En el poker, al igual que en los negocios, la cantidad no es siempre equivale a calidad. Es decir un jugador puede ganar muchas manos pero, sin embargo, no ganar mucho dinero porque los botes no son tan representativos. Por el contrario, puede que un solo negocio o una sola partida incrementen de forma considerada los ingresos de quienes tienen el entrenamiento necesario para tomar buenas decisiones financieras.

Y es que saber tomar decisiones financieras adecuadas requiere de una preparación especial. Por eso le dejamos aquí OVB: 7 reglas básicas de finanzas personales para que construya un camino financiero sólido a largo plazo.

El poker tiene mucho que enseñarle sobre cómo lanzarse al ruedo para buscar nuevas oportunidades y al mismo tiempo, cómo conservar la calma y el criterio necesario para analizar con la mente fría cada situación y tomar decisiones acertadas bajo presión.

         

About Author

Editor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: