OVB

Guía OVB para parejas que empiezan una vida juntos (Parte 2)

ovb

En la primera parte de nuestra Guía OVB para parejas que comienzan una vida juntos hablamos acerca de lo doloroso que puede llegar a ser el hecho de que muchos matrimonios terminen por razones que no están relacionadas con el amor, sino con el dinero.

También hacíamos hicapié en la importancia de que la pareja conociera sus antecedentes, su situación actual y la forma en que ambos manejan el dinero. Mencionamos que es importante establecer objetivos comunes basados en valores conjuntos. También que una vez que conocen sus ingresos, es importante elegir una forma de manejarlos.

Por eso, desde OVB proponemos tres alternativas para las parejas que comienzan una vida juntos:

1. Que cada quien maneje su dinero por separado

Con esto nos referimos a que cada uno de los miembros de la pareja debe de ser responsable de lo que gana y de lo que gasta, de acuerdo a sus necesidades propias. Los gastos en común como el alquiler, el teléfono, el gas, la luz, el agua, etc., se afrontarán mediante aportaciones proporcionales de cada quién. Si por ejemplo estáis planeando realizar un viaje juntos, éste se financiará mediante un fondo de ahorro con cuotas fijas que definiréis en su momento.

2. Que uno sólo maneje los recursos de ambos.

Son muchas las parejas que al comenzar una vida juntos hacen esto por necesidad, ya que uno de sus integrantes es demasiado desordenado y despreocupado en cuestiones monetarias, hábito que no ha podido cambiar.

Esta opción es adecuada pero siempre y cuando exista un acuerdo entre ambas partes, sepan comunicarse sus necesidades mutuamente y ambos conozcan su situación financiera. Pero esto no significa que uno de los dos se desentienda totalmente de las cuestiones financieras, por eso es importante hacer reuniones mensuales donde juntos reviséis la situación de vuestras finanzas personales y decidáis el rumbo a seguir. En una pareja el compromiso es de los dos.

3. Que los dos manejen de manera conjunta sus recursos

Cuando una pareja tiene objetivos comunes y entre ellos existe comunicación y confianza, ambos sienten que la responsabilidad es compartida, entonces esta forma de llevar sus finanzas es ideal, e implica que unan sus ingresos y hablen acerca de cómo los van a gastar.

Con este método ambos elaboran un presupuesto familiar en el que los dos miembros de la pareja están de acuerdo en qué, cómo, dónde y por qué gasta cada quién.

4. ¿Cual es la mejor forma?

No existe mejor forma, sino la que le funcione a la pareja, siempre teniendo en cuenta la importancia de nunca esconder dinero el uno del otro. Por otro lado, en el caso de que uno de los miembros de la pareja tenga un ingreso y un patrimonio acumulado mayor que el otro, nunca debe asumir una actitud de poder y control sobre el dinero y las metas financieras de ambos, aunque las gestionen por separado. Recordad que cuando la confianza no existe, lo demás no importa.

Y hasta aquí nuestra guía OVB para parejas que empiezan una vida juntos. Esperamos que os haya servido y para cualquier consulta no dudéis en dejar vuestro comentario.

         

About Author

Editor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: