Como gestionar tu dinero a los 20, 30 y 40 para no arrepentirse a los 60

Como gestionar tu dinero a los 20, 30 y 40 para no arrepentirse a los 60
4.8 (95%) 4 votes

Como gestionar el dinero es algo que va cambiando de acuerdo con la experiencia que se tenga y la sabiduría que se adquiera, los consultores para OVB ALLFINANZ te ayudan a conocer cuales son los errores más comunes y las soluciones más sencillas para que tu situación financiera mejore día a día.

No existe un manual exacto en el que se explicara qué hacer y qué no hacer en cada situación específica de la vida, con el dinero, el ahorro o las inversiones, la vida sería mucho más fácil.

A los 20 años

No vivas por encima de tus posibilidades, es necesario amoldes tu estilo de vida a tus posibilidades económicas. Evita los siguientes errores

Mantener un estilo de vida que no es el que corresponde a tus ingresos.

Hipotecarte la vida Si debes dinero al banco vivirás para devolverlo y deberás amoldar toda tu vida a esa deuda. No tendrás libertad para hacer lo que quieras porque necesitarás obtener unos determinados ingresos que te permitan devolver la deuda.

  • Con la entrada en el mundo laboral verás como tus ingresos se disparan.¡No hagas como la mayoría! Si ya estás cómodo con tu nivel de vida y gastos, preahorra las subidas salariales para lograr tus objetivos financieros más rápido. La diferencia entre ahorrar 100 euros al mes o ahorrar 200 euros en periodos de tiempo largos es más del doble.
  • Pensar “ya ahorraré cuando tenga un sueldo mayor” No hay mejor momento para comenzar a ahorrar que ahora. Nunca vas a encontrar la ocasión perfecta para recortar tus gastos.
  • No separar tus ahorros de tus ingresos .Los gastos terminan comiéndose lo poco que llegas a ahorrar. Contrata un plan de ahorro para evitar gastártelo sin apenas darte cuenta. Al tener tu ahorro separado de la cuenta que usas para tus gastos te costará más usarlo porque no estará “a mano ” .
  • No aprovechar el interés compuesto El interés compuesto funciona mejor en periodos muy largos de tiempo y su poder es mayor cuando más capital acumulado hay. 

En cuanto lo que corresponde a gastar más de lo que gana, sucede simplemente porque no ha considerado el presupuesto como una herramienta básica de planeación financiera. Así que si usted simplemente empieza haciendo cuentas de cuánto realmente puede usar de su salario y no endeudarse, tendrá un paso de ventaja muy grande frente a los pares de su misma edad. En esto el consejo es simple: no viva de apariencias.

A los 30 años

Desde punto de vista financiero los 30 son el momento ideal para empezar a ahorrar si todavía no lo has hecho. 

A partir de los 30 el tiempo empieza ya a jugar en tu contra para construir tu libertad económica que te permitirá tener una jubilación dorada y en realidad conseguir tus objetivos vitales. Para crear tu colchón tendrás que empezar por ahorrar. Ahorrar un 20% de tus ingresos es posible si sabes cómo.

A esta edad existen unos fallos en la gestión financiera que tendrán su repercusión en el futuro y que conviene no perder de vista.

  • Aunque es a la edad en la que empieza a buscarse estabilidad, tomar créditos hipotecarios que no puede soportar. Usted tiene que ser consciente de sus posibilidades: haga cálculos, porque esto implica comprometer su sueldo por más de 15 años y verifique si está dispuesto a ello, más aún cuando cuenta con hijos y necesita responder por sus necesidades. El problema no es tanto la compra de casa. El español medio se hipotecará para adquirir su vivienda y lo hará al máximo de años que le permitan. 
  •  Esto significa que no puede comprometer todo su sueldo para las cosas de la casa, siempre debe pensar en usted y su futuro, especialmente, desde esta edad, en la pensión.
  • No ahorrar. Este es el primer error básico. Quien no ahorra no puede generar libertad financiera ni asegurarse un buen futuro.
  • El manido dicho de que cuanto antes se empiece a ahorrar, mejor, es totalmente cierto. Existe una enorme diferencia entre ahorrar desde los 30 o hacerlo desde los 35 o los 40 y se llama interés compuesto. En realidad, es figura está relacionada con la inversión, pero después de años ahorrando quien más y quien menos busca sacar partido a su dinero.
  • El interés compuesto hará despegar tus ahorros, pero sólo si le das el tiempo necesario para lograrlo. Pero para eso debes empezar a ahorrar.
  • A los 30 años tienes toda la vida por delante para invertir y deberías apostar por el largo plazo. No hacerlo es uno de los errores más habituales al planificar tu jubilación. Hipotecarte la vida

Por último, hay un error más que dependerá de tus elecciones vitales y que es pararlo todo por los hijos. Los españoles nos convertimos en padres a partir de los 30 y es muy fácil que paralices cualquier ahorro e inversión al llegar tu retoño cuando deberías hacer justo lo contrario, acelerar el ahorro para darle el futuro que deseas para él.

A los 40 años

  • El error se basa en cotizar a pensiones lo “justamente necesario”. Hay que aceptarlo y es que ya le va quedando poco tiempo para jubilarse, lo que hace importante empezar a hacer los cálculos correspondientes: ¿cuántas semanas lleva cotizadas? ¿los recursos son suficientes para lograr una pensión ‘decente’?..
  • Empezar su década de los 40 con esta información será un regalo valioso que puede darse para su vejez, ya que le permite tener el tiempo adecuado para tomar las acciones necesarias y empezar a corregir el rumbo, si así es el caso.
  • Considere hacer esfuerzos extra, es importante está bien asesorado muy bien al respecto , para ello puede contar con los consultores de OVB. Verifique qué opciones puede tener de seguir cotizando para alcanzar las condiciones de pensión, pero nunca use este dinero para hacer inversiones cuyo futuro puede no resultar tan prometedor como parece.
  • Muchas personas llegan a esta edad disfrutando de las inversiones que hicieron durante toda su vida, mientras que otras deciden emprender en aquello que toda la vida soñaron, porque ya cuentan con una estabilidad financiera.
  • Y el último error, a esta edad, es convertirse en codeudor o fiador de todo el mundo. Está poniendo en riesgo todo lo que pudo llegar a construir en su vida usted tiene que buscar los mecanismos para asegurarse que su vida financiera no se vea para nada afectada.

En cada etapa de la vida suelen aparecer ciertos comportamientos típicos que no ayudan en el proceso de ahorro. Estos errores pueden evitarse fácilmente recurriendo a la planificación financiera y tratando de tener en mente el siempre útil consejo que invita a no gastar más de lo que se ingresa.

Recuerda además que independientemente de la década en la que te encuentres, tendrás un objetivo de ahorro último de máxima importancia: ahorrar para tu jubilación. No desestimes los planes de ahorro a largo plazo y recuerda que pequeños sacrificios presentes derivan en grandes satisfacciones futuras.

Por eso mismo te recomendamos que contactes con un consultor financiero OVB ALLFINANZ  que te ayude a rentabilizar tus ahorros. Puedes aprender sobre finanzas y de hecho te animamos a que lo hagas, pero nada como un buen consultor OVB para guiarte por este camino.

About Author

OVB Allfinanz España

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: